Se estima que al finalizar la edad pediátrica el 8-10% de las niñas y el 2-3% de los niños ha padecido de una infección urinaria verificada con cultivo bacteriológico

Una infección urinaria es común en niñas de edad escolar, con frecuencia no presenta síntomas y puede ser recurrente, lo que representa un mayor riesgo de sufrir infecciones urinarias a futuro. Una infección urinaria baja en la infancia no tratada adecuadamente es una de las principales causas de daño renal que se asocia con: hipertensión arterial, preeclampsia y enfermedad renal crónica, décadas más tarde. Se ha demostrado que los tratamientos antibióticos de corta duración utilizados para la infección urinaria son tan efectivos como los tratamientos de larga duración para eliminar la infección urinaria.
Fosfomicina Trometamol 2g en dosis única es la alternativa de primera línea recomendada por su actividad antibacterial, eficacia clínica, seguridad y cómoda posología.

Profilaxis y tratamiento de las infecciones agudas no complicadas de las vías urinarias bajas en paciente pediátrico

Rigresan es Fosfomicina Trometamol 2g que es un antibiótico bactericida de dosis única que actúa previniendo la formación del primer paso de la pared celular bacteriana

 

Rigresan 2g Pediátrico tiene una actividad bactericida de amplio espectro frente a organismos gram positivos y gram negativos implicados habitualmente en la cistitis bacteriana (E. coli, Proteus, Klebsiella, Enterobacter Staphylococcus, Streptococcus)

Fosfomicina Trometamol 2g

Caja con 1 sobre de polvo granulado de Fosfomicina Trometamol 2g con agradable sabor a mandarina

  • Vía oral, tomar un sobre disuelto en medio vaso de agua al acostarse con la vejiga vacía
  • La forma de administración de Rigresan 2g Pediátrico es uno de sus beneficios principales en el paciente pediátrico debido a su presentación en sobre con polvo granulado con agradable sabor a mandarina