La vitamina D juega un papel importante en el organismo de los seres humanos ya que participa en la absorción de calcio en los huesos, en el desarrollo del sistema nervioso y en la protección contra ciertas infecciones.

Hasta hace poco se pensaba que la vitamina D sólo era importante para evitar el raquitismo en los niños y la osteoporosis en los adultos y se valoraba sólo por su papel en la asimilación del calcio y del fósforo para los huesos. Recientemente se ha empezado a descubrir que es una vitamina muy importante para la salud de los seres humanos. La deficiencia de la vitamina D también está relacionada con la osteomalacia, el asma, el cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades autoinmunes, diabetes tipo 1 y 2, esclerosis múltiple, artritis reumatoide, infecciones, obesidad, problemas en el embarazo y el parto, etc. Las vitaminas son compuestos orgánicos capaces de estimular prácticamente todos los procesos bioquímicos del cuerpo. Nuestro cuerpo las necesita en pequeñas cantidades y como no produce suficientes cantidades de las mismas, éstas deben ser administradas en la dieta o como suplementos nutricionales. No obstante, muchas personas no reciben una cantidad adecuada por baja ingesta o por problemas de absorción.
Tanto la deficiencia como la insuficiencia de vitamina D representan un problema en todo el mundo. Las mujeres embarazadas, los afroamericanos, los hispanos, los adultos obesos y los niños tienen un alto riesgo de deficiencia de vitamina D. En los Estados Unidos, el 50% de los niños de 1 a 5 años y el 70% de los niños de 6 a 11 años tienen deficiencia de vitamina D, esto se atribuye a un aumento en la incidencia de obesidad, una disminución en el consumo de leche y el uso de protector solar. La deficiencia de vitamina D en los niños evita que alcancen su pico de masa ósea y altura genéticamente determinada, además ocasiona una mineralización anormal de la matriz de colágeno en el hueso denominado osteomalacia. Una ingesta adecuada de vitamina D y calcio durante la infancia reduce el riesgo de una pobre mineralización esquelética, pérdida de fuerza ósea, reducción del pico de masa mineral ósea al final de la pubertad, así como de osteoporosis.

Digelt® 200 UI gotas orales está indicado en la prevención y tratamiento de las deficiencias de la vitamina D en niños.

Diglet® es colecalciferol o vitamina D3, la cual es la forma natural de la vitamina D

Cada gota contiene 200 UI de colecalciferol (vitamina D3)

  • 1 gota contiene 200 UI de colecalciferol (vitamina D3)
  • Niños menores de 1 año: 400 UI/día
  • Niños mayores de 1 año: 600 UI/día

Diglet® 200 UI gotas orales puede ser administrado con o sin bebidas o alimentos